Mangal, la barbacoa de Oriente Medio | Josper

Mangal, la barbacoa de Oriente Medio

Un mangal, parrilla abierta en plena acción

La filosofía del mangal

La palabra mangal procede de la palabra árabe manqal, que significa «portátil» y hace referencia a la parrilla portátil que generalmente usaban los beduinos para calentar sus tiendas durante las frías noches en el desierto. El hecho de que fuera portátil era fundamental para las tribus nómadas. Actualmente se asocia sobre todo a un país, Turquía, donde la cocina y la comida tiene un lugar muy especial en el corazón de su gente y es muy utilizado, sirviendo de centro de celebraciones entre familiares o amigos, al igual que ocurre en otros países como Israel o Irak. Celebraciones copiosas y abundantes, hasta el punto de que en Turquía se dice que si te invitan a una barbacoa, te asegures de acudir con mucha, mucha hambre…

Y es que en Turquía la comida es algo muy serio. A la hora de elaborar un plato se han de seguir todos y cada uno de los pasos establecidos por la tradición. Todo en la cocina lleva su tiempo y su forma concreta de realizarse. Turquía es famosa por su cocina y es esta la que define cada una de sus diferentes regiones, incluso ciudades, y es que en cada punto de su geografía existen unas tradiciones y maneras diferentes de elaborar los platos. Sin embargo, hay algo común en la cocina turca que tiene un lugar especial en el corazón de todos: el mangal, la barbacoa turca.

Josper Mangal, an open grill

El mangal, el ritual de una barbacoa distinta

El mangal, como dijimos, es un ritual en Turquía. Es la excusa perfecta para reunirte con los tuyos alrededor de una mesa y entablar agradables y divertidas conversaciones mientras disfrutas la mejor parrillada de tu vida. El mangal es la estrella en los picnics (da igual si se trata de un bonito día de verano o de un día frío y desapacible) y lleva su tiempo; es justo en el momento exacto en el que el carbón comienza a arder cuando todos los comensales tendrán que ponerse manos a la obra, si no quieren perderse la fiesta.

El mangal es ideal para asar varios cortes de carne, como el bistec, el shishlik (las famosas brochetas de carne, tanto de cordero como de vacuno, de origen persa) o el kebab. Verduras asadas, ensaladas y otros alimentos fríos acompañan los platos, para disfrutar de una reunión social de familiares y amigos en jardines o zonas de picnic, con el propósito de festejar y disfrutar comiendo estupendamente.

Para ello, unos se encargarán de encender el fuego y cocinar la carne (vacuno, pollo o pescado), otros se encargarán de mantener el fuego encendido y otros vigilarán la carne, asegurándose de que esté jugosa y no demasiado hecha. El carbón tarda en arder, pero llegará a su punto ideal. Saben que, si todo sale bien, se llevarán las alabanzas generales. Mientras el fuego va alcanzando la temperatura perfecta, la carne debe estar preparada. Si el menú presenta un tipo de kebab, los otros invitados amasarán el kebab para obtener el mejor sabor. Si es pollo, tiene que ser marinado en una salsa especial de especias y pasta de tomate para obtener los mejores resultados. El pescado, sin embargo, es más complicado. Si es una pieza grande, hay que limpiarlo y si es pequeño, como las anchoas del Mar Negro, o el hamsi, tendrá que estar bien marinarlo. El menú del mangal no estará completo sin la ensalada «çoban» (ensalada pastor), que es una combinación de tomates, pimientos rojos y cebollas con abundante aceite de oliva virgen.

El mangal Josper, a pleno rendimiento

Cuando la carne ya se ha hecho y las brasas están a punto de consumirse, llega el momento de poner al fuego las cebollas, los tomates y las patatas. Cuando estas últimas están listas, se comerán bien solas o como «kumpir», esto es, como patatas al horno rellenas de mantequilla, sal, queso (o con cualquier otro ingrediente que puedas imaginar).

Por último, si has tenido la suerte de viajar a Turquía pero no te han invitado a un picnic, podrás acudir a multitud de restaurantes que tienen su mangal disponible para ti. No te arrepentirás.

Mangal de Josper

El mangal Josper es la parrilla abierta de carbón ideal para cocinar al estilo mangal. El modelo MGJ-132 está disponible para cocinar en tan solo 20 minutos, su temperatura de cocción es de aproximadamente 250 °C y tiene además 3 rejillas atemperadoras, 1 parrilla metálica, 16 bandejas GN 1/9 y pinzas, accesorios todos incluidos. Tiene varios niveles de braseado, y en cada uno de ellos existen dos barras transversales ajustables, que permiten las elaboraciones bien en parrilla directa, bien mediante brocheta, planchas y GNs Josper o atemperadores, así como también braseados lentos con humo en la parte superior. El primer y más bajo nivel de braseado se utiliza para elaboraciones y sellados rápidos, el segundo y tercero para braseados más lentos y el cuarto para temperar y mantener calientes los alimentos. Con el mangal Josper se pueden cocinar sobre el carbón vegetal distintos cortes de carne como filetes, hamburguesa, kebab, shaslik, pechugas o alitas de pollo, así como una gran variedad de vegetales.

Parrilla Abierta Josper Mangal

Os dejamos una receta tradicional deliciosa de las famosísimas brochetas de pollo marinado para preparar en un mangal Josper:

Brochetas de Pollo marinado para el mangal

Ingredientes:

-1 kg de pechugas o muslos de pollo deshuesados ​​y sin piel

-1/4 taza de aceite de oliva virgen extra

-3 cucharadas de zumo de limón recién exprimido

-3 cucharadas de cilantro fresco picado, o si falta, perejil

-2 dientes de ajo machacado

-1 cucharadita de pimentón

-1 cucharadita de sal

-1/2 cucharadita de comino

-1/4 cucharadita de cúrcuma

-1/4 cucharadita de pimienta de cayena

Necesitarás 6-8 brochetas de metal o madera.

Elaboración

1. Corta el pollo en tiras de 3 cm para ensartar en las brochetas.

2. Marinado: en un tazón pequeño, mezcla el aceite de oliva, el zumo de limón, el cilantro (o perejil), el ajo machacado, el pimentón, la sal, el comino, la cúrcuma y la pimienta de cayena. Coloca las tiras de pollo en un plato de cristal. Vierte el marinado sobre el pollo y revuelve hasta que cubra. Tapa después con filme. Mételo en la nevera y deja que marine el pollo durante al menos 2 horas.

2. Engrasa generosamente el mangal y calienta a fuego medio, dividide uniformemente el pollo entre 6-8 brochetas.

3. Ya solo quedará colocar las brochetas en el mangal caliente y cocinarlas durante 10-15 minutos, volteando una vez durante la cocción.

¡Buen apetito!

Ir arriba