Póker gastronómico en el X Concurso Nacional de Parrilla | Josper

Póker gastronómico en el X Concurso Nacional de Parrilla

Participantes posan en la entrega de preios del X Concurso Nacional de Parrilla, Gastronomika 2019

Fuego, carbón, chuleta y Josper fueron las mejores cartas con las que jugaron los cocineros de los reputados asadores que se enfrentaron en el X Concurso Nacional de Parrilla de San Sebastián Gastronomika 2019, y para el que no pudo haber mejor escenario que las maravillosas vistas al mar de las terrazas del Kursaal.  Y allí estuvimos como patrocinadores de uno de los actos más mediáticos y populares de un congreso único, que se celebra en la cuna de la alta gastronomía del País Vasco y que reúne a los mejores chefs y gourmets nacionales e internacionales del momento. El montaje de las ocho parrillas vascas abiertas fue sobre ruedas: en línea y con todo el carbón para conseguir los mejores resultados de braseado y las piezas de carne, rojas y jugosas, iban cortándose al tamaño exacto para someterse al fuego.

El mediático y divertido cocinero David de Jorge, aliado de Martín Berasategui desde hace veinte años, fue el maestro de ceremonias de este décimo aniversario del Concurso Nacional de Parrilla.  Poco a poco, el olor a carbón se extendía por la playa de la Zurriola, detrás del Kursaal, precediendo al espectáculo. Chuletas de dos kilos, dos y medio y hasta tres iban colocándose en nuestras parrillas, donde el fuego las iría moldeando, como manos de artesano, hasta alcanzar su punto justo.

En línea, los nueve competidores, cada uno acompañado de su empresa cárnica habitual. Desde Guipúzcoa llegaba el cuarteto formado por los asadores Oianume (Urnieta, con José Iríbar), Hika (Amasa-Billabona, con Iosu Larrauri), Saizar (Usurbil, con Ramón Lerchundi) y Sutan (Hondarribia, Borja Villanueva), con carnes de Dastatzen, Cárnicas Goya, Discarlux y Makro, respectivamente. Bizkaia acudía con dos asadores bilbaínos: Amaren (Aitor del Olmo) y Txakoli Simón (Óscar García Baldeón), con Fisterra Bovine World el primero y Cárnicas Valdi el segundo. Desde Barcelona llegaba Pura Brasa (Manu Yebras), con Beef on Food; desde Tudela, Casa Lola (Carlos Corral) con Cooperativa Hostelería Navarra; y el madrileño Carbón Negro (Gonzalo Armas), con Grupo Embajadores, completaba la lista de participantes.

Borja Villanueva, de Sutan, en pleno concurso
Borja Villanueva, de Sutan, en pleno concurso

A toda máquina

La calma inicial de este X Concurso Nacional de Parrilla fue dando lugar a las prisas, las manivelas del horno giraban y la carne subía o bajaba hasta conseguir el punto deseado. Puñados de sal, aceite y los móviles con el cronómetro puesto sobre la mesa. Nuestras parrillas Josper a toda máquina. Había que ir emplatando y comenzaron las carreras para llegar hasta la mesa de los quince miembros del jurado profesional: David Ramos, Stjn Oyen, Nandu Jubany, Benjamín Lana, Xabi Gorrotxategi, Juanjo Arratibel,  Amaia Ortuzar, Najat Kaanache, Francisco Carrasco, Maca de Castro, Xabi Ruiz, Clara Pérez y Mikel Ubarrechena. Todos ellos se tomaron su tiempo para juzgar la calidad de la carne, su punto de cocción, la textura y el sabor. A la par, y como de costumbre, se llevaba a cabo una gran cata y el gran público también podía emitir su veredicto. Todos disfrutaron de un braseado perfecto, la mejor carne y Viña Pomal, el vino elegido para este X Concurso Nacional de Parrilla, que maridaba a la perfección.

aitor del Olmo, de Amaren, en el Concurso Nacional de Parrilla en Gastronomika
El ganador de la edición, Aitor del Olmo, dándolo todo en la Parrilla Vasca Josper

Tras las deliberaciones se anunciaba el ganador. La expectación crecía a la espera de poder recibir de manos de Benjamín Lana, presidente de la división de Gastronomía de Vocento, el trofeo al mejor parrillero del X Concurso de Parrilla de San Sebastián Gastronomika. Tensión en el escenario del Kursaal. Un nombre. Y la sonrisa de Asier del Olmo, del asador vizcaíno Amaren. Y, por ende, premio a la mejor carne, la del grupo cárnico gallego ‘Fisterra Bovine Word’. “Estamos muy emocionados y sorprendidos del alto nivel de los participantes y de la calidad de las carnes, que es espectacular”, comentaba exultante Asier a una periodista de Diario Vasco tras el premio. Del Olmo explicaba el secreto de una buena chuleta: “Una pieza de carne de una vaca rústica, que tenga tamaño, que esté bien alimentada y, sobre todo, que sea una chuleta bien madura” y señalaba su gran satisfacción porque “el tiempo, la textura y la cocción de la carne ha sido perfecta”.

Un concurso de primer nivel que refleja el creciente potencial de la parrilla y las brasas, y que sin duda aun será más competido en la próxima edición.

X Concurso Nacional de Parrilla, ganador Aitor del Olmo
En el centro, Aitor del Olmo, luciendo orgulloso el trofeo que le acredita como mejor parrillero, junto con su
compañero Aitor (derecha) y el representante de Fisterra Bovine World, ganador a la mejor carne del concurso.

Os dejamos con una selección de los mejores momentos vividos en esta edición en el siguiente vídeo:

Scroll to Top